(c) La imagen de la cabecera está extraida del libro "Motherbridge of Love" y tuneada por mi.

lunes, 28 de septiembre de 2009

5

City of life and death

La última película ganadora del Festival de San Sebastián ha sido City of Live and Death, una peli que cuenta un capítulo de la guerra Chino-Japonesa.

No la he visto, ni la veré, porque imagino que aquí no llegará ni de coña, además no se si está rodada en chino, en inglés, si está subtitulada...
Debe de ser dura, muy dura de ver, pero es un trozo de Historia.
He buscado información sobre ella, y casi todo era de después de ganar la Concha de Oro, pero también he encontrado este resumen, que es el más extenso y que me ha gustado por muchas cosas, entre ellas, las palabras que marcaré en negrita. Y es que es verdad, a veces sólo conocemos una pequeñisima parte de lo que pasa en el mundo, sobre todo, si ocurre al otro lado, en Oriente.

Extraído de "Un Mundo de Cine", escrito por José Luis Urraca Casal.

A pesar de que alguna que otra vez surjan voces que lo cuestionen, por todos es conocido el Genocidio perpetrado por la Alemania nazi sobre el pueblo judío y otras etnias durante la Segunda Guerra Mundial, símbolo de la barbarie alcanzada por el ser humano y por el estado moderno en el Siglo XX.

Resulta sin embargo sintomático del eurocentrismo historiográfico practicado por nuestra sociedad occidental, el práctico desconocimiento de hechos de similar magnitud acontecidos al otro lado del planeta en el mismo período histórico
, que como en el presente caso, antecedieron a lo ocurrido en el continente europeo.

En diciembre de 1937, al poco tiempo de haberse iniciado la Segunda Guerra Chino Japonesa el ejército imperial japonés llevó a cabo sobre la ciudad de Nanking, la capital de la República China por aquel entonces, una represión brutal de la que no escaparon ni militares ni civiles, ni niños ni mayores, ni hombres ni mujeres, constituyendo uno de los episodios más dantescos de la Historia Contemporánea de la humanidad. Conocida como la Violación de Nanking o la Masacre de Nanking las diversas fuentes varían en la estimación de las muertes sufridas a manos de los soldados japoneses, alcanzándose en algunos casos las 360.000 víctimas en las semanas en que se llevó a cabo la matanza.
.
China, quien sufrió en sus propias carnes aquella atrocidad de la que aún hoy quedan muchas heridas abiertas, se reencuentra ahora con su traumático pasado en las pantallas de cine desde este pasado 22 de abril, en que se ha estrenado The city of life and dead (La ciudad de la vida y la muerte) del director Lu Chuan.

La película del reencuentro con el traumático pasado

Con un presupuesto de 12 millones de dólares, el director Lu Chuan ve por fin realizado el sueño de estrenar su acariciado proyecto, que comenzó a rodarse en 2007, coincidiendo con el 70 Aniversario de los hechos, y que ha tenido que posponerse en el tiempo tras sortear la criba de los censores chinos, que ha durado cinco meses y ha incluido la revisión de algunas escenas violentas.
.
Rodada como La lista de Schindler en un blanco y negro que intensifica el realismo de esta obra de ficción histórica, el director Lu Chuan presenta la masacre como un ejemplo de cómo la guerra vuelve loco al ser humano, y precisamente es así como presenta a los soldados japoneses, como seres humanos enfrentados a su cometido, en consonancia con algunos testimonios que recuerdan el horror al que se enfrentaron en su papel de verdugos.

Ha pretendido con su trabajo realizar un film alejado de la demonización del enemigo, propia de la filmografía china, y más centrado en la naturaleza humana y las leyes de la guerra, bajo un prisma lo más objetivo posible y que resulte educativo respecto a su pasado tanto para los chinos como los japoneses. Aborda la masacre de Nanking desde la perspectiva de ambos bandos a través de personajes ficticios y reales, entre cuyos protagonistas encontraremos a un soldado chino, otro japonés, una maestra y un misionero extranjero.
.
Producida por China Film Group, Stella Megamedia, Hong Kong’s Media Asia y Jiangsu Broadcasting, se trata del tercer largometraje del director Lu Chuan, responsable de la aclamada Kekexili: Mountain Patrol (2004) quien de nuevo vuelve a hacer de guionista en esta película. Su título original es Nanjing! Nanjing! (Nanking! nanking!) pero se ha estrenado con el más internacional de The city of life and death. Sus protagonistas son Ye Liu, Yuanyuan Gao y Wei Fan, incluyendo además la participación como artista invitado del veterano director Tian Zhuangzhuang (The Blue Kite). Parte de su recaudación va a ser destinada al Memorial Hall erigido en recuerdo de las víctimas de la Masacre de Nanking.

La película coincide con el estreno este mismo año del film alemán John Rabe, del director Florian Gallenberger, el rescata a una figura clave del pasado nazi alemán, pues fue éste hombre de negocios, el principal responsable de que la colonia extranjera que permaneció en Nanking tras el inicio de los bombardeos (22 personas), estableciese una zona de seguridad en el cuarto oeste de la ciudad, que a pesar de muchas dificultades fue mayormente respetada por los japoneses, ayudando a salvar así a la población residente en la misma. El film ha estado nominado a siete premios de la Academia de cine alemana.

También se ha realizado el documental Nanking (2007) de Dan Sturmanhelmed y en 2008 se estrenó el documental alemán Nanking 1937: Tagebuch eines massakers del director Raymond Ley. Y el director Simon West tenía en proyecto el pasado año realizar la película Purple Mountain basada en el libro de Irish Chang de mismo título.

El trasfondo histórico de la masacre

La II Guerra Mundial fue una conflagración que se fue gestando a lo largo del Período de Entreguerras. Si en Europa, la Guerra Civil Española se convertía en preludio de la tormenta que se avecinaba sobre el viejo continente y servía a la industria armamentística del Eje para poner a prueba un nuevo modelo de guerra, que entre otras cosas, terminaría convirtiendo a la población civil en objetivo militar, en el Lejano Oriente era el Imperio del Sol Naciente quien desplegaba en Asia su poderío militar
.
Desde 1927 el imperio japonés había adoptado una política de expansionismo en Asia en busca de un espacio vital que le asegurase por un lado los recursos y materias primas necesarios para su desarrollo, y por otro los mercados para la venta de sus productos. Asegurando así su independencia económica frente a las potencias occidentales, cuyos imperios ocupaban importantes territorios en Asia y detentaban privilegios comerciales en China. Esta política trazada por el primer ministro Tanaka y respaldada por el ejército y los nacionalistas nipones, preveía la conquista del norte de China, Manchuria, Corea e incluía a medio plazo la región de Siberia e incluso las Indias Orientales en posesión en aquel entonces de diversas potencias europeas como Holanda.

Ante la división y debilidad de la República China, Japón logró en 1931 tras el Incidente Mukden, ocupar la región de Manchuria (en poder de señores de la guerra locales) y constituir el estado títere de Manchukuo ante la impotencia del gobierno chino.

Tras firmar con Alemania en 1936 el Pacto Antikomitern contra la Internacional Comunista, Japón se sintió con las manos libres para acelerar su expansión mientras las potencias europeas atendían los problemas de su propio continente. Y en 1937, tras el incidente del Puente de Marco Polo, en la frontera con el estado títere japonés de Manchukuo (creado en 1931), se desató la denominada Segunda Guerra Chino-Japonesa, que no concluiría hasta la finalización de la II Guerra Mundial en 1945.
.
Ante la fuerte respuesta del ejército chino, Japón movilizó a todo su ejército y ocupó Pekín en un rápido avance. Tras tomar la ciudad portuaria de Shanghai en una dura y costosa lucha para ambos bandos, se dirigieron hacia el norte y el 13 de diciembre de 2007 llegaron a Nanking, la capital de la República China, donde tenía su sede el gobierno del Kuomintang, llevando a cabo una auténtica represalia sobre la población civil.

Un mar de refugiados se había dirigido por las carreteras hacia Nanking, que fue abandonada por sus jefes militares tras perder la batalla de defensa de la ciudad. La ciudad fue bombardeada por la aviación y cuando el ejército japonés entró en ella, se llevó a cabo una represión sobre la población civil y los soldados de la milicia.
.
El Tribunal Militar Internacional del Extremo Oriente encargado de juzgar los crímenes cometidos en esa parte del mundo al final de la Segunda Guerra Mundial, en el que se llevaron a cabo los conocidos como Juicios de Tokio, estimó la muerte de más de 200.000 no combatientes a manos del ejército japonés. Se ha discutido mucho sobre las cifras de la masacre, pero estas llegan a ascender a las 369.366 víctimas entre la fecha de la toma de la ciudad el 13 de diciembre y el mes de marzo de 1938. Miles de ellas fueron decapitadas, pasadas por la bayoneta, quemadas o enterradas vivas. La descripción de los horribles crímenes cometidos (que no detallaremos) excede todos los horrores de la guerra, desde niños y bebés ensartados en las bayonetas de los fusiles hasta violaciones obligadas entre madres e hijos, y padres e hijas. Y es que las mujeres tampoco se librarían de la brutal carnicería, estimándose que entre 20.000 y 80.000 fueron violadas por los soldados japoneses, muchas de ellas mutiladas e igualmente asesinadas.

Fue una cruenta prueba de fuego para muchos reclutas japoneses, un entrenamiento despiadado en el que los soldados fueron obligados a matar a sus enemigos a espada, a la bayoneta… “Para elevar la moral y el valor de nuestros nuevos reclutas durante la guerra, experimentábamos clavando con nuestras bayonetas al enemigo. Eso significaba que los prisioneros de guerra y civiles locales harían de blancos vivientes de estas prácticas. Nuevos reclutas sin experiencia en batalla podrían aprender con estos ejercicios”. (Sone, Kazuo. Personal Account of the Nanking Massacre (Shairyu Sha Publishing, Tokyo), 1984; Yin, James and Young, Shi, p. 156). También actuaría sobre la zona la Unidad 731, compuesta por investigadores que experimentaron con la población de la forma más despiadada armas bacteriológicas.
.
Los extranjeros y misioneros residentes en Nanking fueron testigos del horror e hicieron lo posible por salvar a la población dentro del perímetro que permaneció bajo su custodia. A través de sus crónicas y comunicaciones permitieron que sus respectivos países conocieran lo sucedido, aunque esto último de poco serviría, pues la Sociedad de Naciones no intervino, como tampoco lo harían las potencias occidentales, no enfrentadas a Japón hasta que éste las declaró la guerra el 7 de diciembre de 1941.

La Violación de Nanking pone de manifiesto la crueldad y dureza practicada por el ejército nipón en Asia durante la IIWW y es uno de los temas de mayor controversia todavía en la actualidad entre China y Japón, pues el gobierno de este último se niega a reconocer los hechos acontecidos salvo algunas ejecuciones de guerra.




--------------------
Leer también El País, o AFP








5 Me han contado:

José Luis Me cuenta que:

Ayer la pude ver (se puede descargar del eMule, un compañero de trabajo me la ha pasado) y debo decir que es una de las mejores películas que he visto. Es dura, muy dura pero te hace reflexionar sobre el hecho de la violencia en las guerras y del grado de crueldad y horror al que los humanos podemos llegar.
Los ojos del soldado japonés nos ayudan a entender la deshumanización de la guerra y como se anula al individuo hasta hacer de él un simple peón que no ve seres humanos en los demás, semejantes a él, sino enemigos sin dignidad...
La película te mantiene en permanente estado de congoja. Es muy triste y nos avergüenza como especie, pero merece la pena verla para tomar conciencia de que el maniqueísmo , el odio a otro pueblo te deshumaniza siempre.
Te recomiendo que la veas. Está con sonido original y subtítulos en español.
Saludos

Elén Me cuenta que:

Gracias José Luis,
pues voy a buscarla a ver si tengo suerte.

yolanda Me cuenta que:

Gracias por las palabras que has dejado en nuestro rinconcito.

Tienes toda la razón!!!
Me pasaré por aquí a menudo.

Un beso.

Manuel Me cuenta que:

hola, Elen que tal sigo pasando por tu blog y hoy queria saludarte,asi es que un besote y yo tambien intentare bucar la peli, porque como dice Jose luis las guerras nunca son buenas hace al ser humano no serlo simplemente pasamos a ser bestias...
Y como yo digo la vida es nuestro mayor tesoro. Ser siempre felces

Monika Me cuenta que:

Elén, me ha llegado vuestro deseo, que bonito es... :-)
Te borro de la lista negra ;-)

Nuestro contador en chino

Visitas por primera vez: html statistics
Lexmark Cartridge
Páginas vistas:
HTML Hit Counters
Este Blog celebra su cumpleaños en:
Get your own free Blogoversary button!
 
Farolillos Chinos. El Blog - Template By Blogger Clicks