(c) La imagen de la cabecera está extraida del libro "Motherbridge of Love" y tuneada por mi.

viernes, 6 de noviembre de 2009

3

Zheng He, el navegante olvidado

Olvidado como siempre desde este lado del mundo, porque parece que cualquier personaje importante debe de haber nacido en Europa o Estados Unidos, si no, ni existe.

ZHENG HE: (1371 - 1433) (chino tradicional: 鄭和, chino simplificado: 郑和, pinyin: Zhèng Hé). Nació en 1371 en la aldea de Hedia, de la prefectura Kunyang (hoy distrito de Jinning), provincia de Yunnan.

Este navegante tiene una vida curiosa antes de hacerse a la mar: fue un cortesano que nunca había visto el mar hasta que el emperador le confió en 1405 la primera de las siete flotas que llegó a comandar.

Nació en una familia humilde de religión musulmana. Víctima de una guerra dinástica, fue castrado y llevado al palacio imperial. Sirvió a Zhu Di (el emperador Yong Le) durante su rebelión contra el emperador Jianwen. Debido a que Jianwen había prohibido a los eunucos participar en asuntos de Estado fueron muchos de éstos los que apoyaron a Zhu Di en la rebelión. Como contrapartida por la ayuda que estaba recibiendo de los eunucos Zhu Di les permitió alcanzar altas cotas de poder. Supo escalar posiciones. Encargado de los astilleros, supervisó en persona la construcción de los barcos.

Aunque chino de nacionalidad, Zheng He no pertenecía a la etnia china (han) sino que se incluía entre lo que en la Dinastía Ming se denominaba casta semu, que incluía todos aquellos que no fueran han, mongoles o extranjeros.

Zheng He fue practicante del islam (su primer nombre fue Ma -diminutivo de Mahoma- He) y se especula con la posibilidad de que intercediera a favor de sus hermanos de fe, pues los musulmanes estaban mal vistos en los comienzos de la dinastía Ming debido a que cumplieron el papel de recaudadores de impuestos en la anterior dinastía. Tanto su padre como su abuelo habían viajado en peregrinaje a La Meca y seguramente los relatos que oyera de niño sobre tierras lejanas y maravillosas despertó en él su espíritu viajero.
Se cree que sus orígenes musulmanes fueron claves para que le escogieran como almirante de la Flota del Tesoro, ya que en esos viajes se visitó Arabia y África, regiones donde se practica esta religión.

En cada uno de los países que visitó, ofreció regalos a los máximos mandatarios y trató de recaudar tributos para mayor honra del emperador Ming. Quizá nos choque actualmente el hecho de pensar que eran muy pretenciosos, pero debemos tener en cuenta que por aquel entonces los chinos pensaban que ellos y su país eran “el centro del mundo”. De hecho para ellos, su reino era “el reino de los Cielos”, y los tributos que se pensaban recaudar servirían para atraer a “todos bajo el cielo” a ser civilizados en la armonía confucionista. -Y a esto añado yo: pues como los cristianos yendo a cristianizar a diestro y siniestro, o los europeos apropiándose de multitud de paises...-

Las expediciones de Zheng He contaron con muchos más barcos y de mayor tamaño que las europeas de la época. Para cada viaje se utilizaron decenas de buques y en cada uno de sus viajes embarcaron aproximadamente unas 30.000 personas.



Comparación de los barcos de Zheng He, con las caravelas de Colón

Primer viaje
La primera expedición zarpó en otoño de 1405 con 317 barcos y llegó hasta la ciudad India de Calicut cuyo gobernante la había declarado puerto libre. Tras intercambiar mercancías, la flota inició el regreso a China en abril de 1407. En el estrecho de Malacca se enfrentó al pirata Chen Zuyi y lo capturó. Ya de nuevo en el Mar de China la flota se vio en medio de un tifón. La tripulación, espantada, solicitó ayuda a la diosa Tianfei . Apareció una "linterna mágica" en el mástil (probablemente un Fuego de San Telmo ) y, poco después, el mar se calmó.

Segundo viaje
Zheng He no participó en este segundo viaje, que fue comandado por los eunucos Wang Jinghong y Hou Xian . Comenzó a finales de 1407 o comienzos de 1408. Contaba con 68 barcos, menor número que el anterior viaje ya que -entre otros motivos- no se consideró necesario llevar tantos barcos de guerra. Repitió básicamente los mismos pasos que el anterior.

Tercer viaje
El tercer viaje comenzó en 1409 con 48 barcos.

Hicieron una breve parada en Taiping y luego siguieron hasta Champa (actual Vietman) y Temasek (actual Singapur).

Posteriormente llegaron a Malaka. Los chinos, que deseaban mantener un equilibrio de poder entre Malaka, Siam y Java que garantizara la estabilidad en la región, entregaron un nuevo sello al rey Parameswara de Malaka, que simbolizaba el reconocimiento chino de su soberanía (el anterior había sido robado por siameses).

Prosiguieron hasta Sumatra y Sri Lanka. La Flota llevaba una lápida conmemorativa de Buda , Alá y una deidad hindú , erigieron en la isla como muestra del respeto a las costumbres locales. Además, ofrecieron cuantiosos donativos a las tres religiones.

La Flota prosiguió su viaje hasta Quilon, Cochin y Calicut.

Cuarto viaje
Hasta ese momento las Flotas habían cumplido sus objetivos de reabrir las rutas comerciales con el sureste asiático. De aquí en adelante los objetivos serían Arabia y África.

Aunque la orden de zarpar se dio en diciembre de 1412, Zheng He no partió de Nanjing hasta enero de 1414. La flota constó de 63 buques y entre sus tripulantes contó por primera con el cronista y traductor de árabe Ma Huan .

La Flota mantuvo su rumbo habitual hasta la India, recalando en Champa, Java, Sumatra, Malasia, Maldivas, Sri Lanka y la India. Parte de la Flota, comandada por el eunuco Yang Min, se separó de la principal y se dirigió hacia el reino de Bengala.

Desde las Maldivas, la flota principal de Zheng He zarpó hacia Ormuz, ciudad que impresionó a los chinos por sus riquezas.

Mientras tanto la flota secundaria de Yang Min había vuelto a China en 1414 llevando como invitado al rey de Bengala , Saifu'd-Din. El rey llevó consigo un curioso presente al emperador chino. Se trataba de una jirafa , pero los chinos creyeron que se trataba de un qilin , un animal mitológico que aparecía sólo cuando existía un buen gobierno.

En verano de 1415 Zheng He volvió a China con la flota principal.


Quinto viaje
El 28 de diciembre de 1416 Yongle ordenó a Zheng He preparar un nuevo viaje. Los objetivos del mismo serían devolver los embajadores a sus países de origen y proseguir hasta África.

La Flota se detuvo en Quanzhou para cargar porcelana y, después, en 1417 comenzó su viaje. Se repitió aproximadamente la misma ruta: Champa; Java; Palembang, Semudera y Atjeh en Sumatra; Pahang y Malacca en Malasia; Maldivas; Sri Lanka; Cochin y Calicut en India. Volvieron a Ormuz y después visitaron por primera vez Adén, cuyo reino abarcaba el sur de la Península Arábiga hasta La Meca. La Flota fue bien recibida por el sultán de Adén, que posiblemente vio a los chinos como unos deseables aliados frente al expansionismo de los mamelucos de Egipto . Parece ser que parte de la Flota se separó de la principal para efectuar una visita a la ciudad santa de La Meca.

Tras zarpar de Adén, la Flota se encaminó al sur, visitando por primera vez las costas africanas. Devolvió a los embajadores de Mogadiscio, Brawa (en Somalia) y Malindi. En esas costas habitaba una población hablante de swahili , producto de la mezcla de mercaderes árabes con la población autóctona. En la costa swahili se recibían mercaderes de otras partes de África, árabes, persas e indios, pero los nativos no parecen haber recibido amistosamente a Zheng He y su Flota, ya que Ma Huan los describió como "revoltosos" y los swahilis eran un tanto desconfiados de los extranjeros.

La Flota volvió a China el 15 de julio de 1419. Los embajadores extranjeros causaron sensación en la corte por su extrañeza. Además, llevaron un nuevo qilin.

Sexto viaje
El origen del sexto viaje es la orden de Yongle de devolver a los embajadores a sus países de origen en primavera de 1421, aunque se comenta que ese viaje estuvo impulsado en gran medida por la exploración y curiosidad en mayor medida que otros viajes anteriores. Hay que tener en cuenta que, aunque China había mantenido relaciones comerciales con África anteriormente, seguía siendo para ellos una tierra nueva. La Flota se dividió en Semudera. Zhou Man condujo la flota principal a Adén y África, mientras que Zheng He volvió a China, donde se encontraba ya en noviembre de ese mismo año. El motivo del rápido regreso de Zheng He puede haber sido la inauguración de la Ciudad Prohibida de Beijing (Pekín), que ya era capital oficial desde 1420. La flota principal no regresó hasta un año después.

Séptimo viaje
El 29 de junio de 1430, comenzaron los preparativos de una nueva expedición. Se trató de la mayor de todas las expediciones, con más de 300 barcos.

El objetivo principal de la expedición eran restaurar la tranquilidad en los mares. Los nombres de los barcos son una buena muestra de ello: Pura Armonía , Tranquilidad Duradera o Amable Descanso .

La Flota zarpó de Nanjing el 19 de enero de 1431, pero se detuvo en Jiangsu y Fujian para repostar y reclutar tripulantes. Finalmente salió de China el 12 de enero del año siguiente y se detuvo en Qui Nhon (Vietnam), Surabaja (Java), Palembang (Sumatra), Malaka, Semudera (Sumatra) y Sri Lanka. Finalmente llegaron a Calicut (India) el 10 de diciembre de 1432.

De allí se dividieron en dos grupos. Hong Bao llevó una flota a África, llegando tan hacia el sur como Kenya y Mozambique . Dos barcos intentaron descargar mercancías en Adén, pero fueron mal recibidos por tensiones políticas locales. Se dirigieron entonces a Jidda y Dhurfar, desde donde Ma Huan asegura haber ido a La Meca y Medina aunque se duda de que realmente estuviera allí. Una vez hecho esto se reunieron con el resto de la Flota en Calicut y emprendieron el regreso a China.

Parece ser que Zheng He no visitó Arabia ya que eso, como musulmán, hubiera sido escrito en las crónicas. En su lugar es probable que motivos de salud hicieran que se quedara en Calicut y que Ma Huan le acompañara. Sí que parece claro que murió en el viaje de regreso a China y su cuerpo arrojado al mar, ya que eso es lo que asegura su familia y, además, en esas fechas se celebró un funeral de cuerpo ausente en Semarang. Sin embargo, sus zapatos y una brizna de sus cabellos fueron llevados a Nanjing para ser enterrados en una cueva budista. En Nanjing (colina de Niushou) se erigió una lápida funeraria musulmana, pero no se ha encontrado en ella ningún resto humano u objeto. La tumba fue restaurada en 1985.

La Flota llegó a China en julio de 1433 y los embajadores fueron presentados al emperador en septiembre, portando regalos (entre ellos cinco nuevos qilin ).


EL LIBRO:
En "1421: El año en que China descubrió el mundo", Menzies afirma que un navegante oriental llegó a América y navegó alrededor del mundo en 1421, setenta años antes del histórico viaje del descubridor genovés.
Si la teoría del autor británico es cierta, la frase «Cristóbal Colón descubrió América en 1492» dejará de tener sentido, porque Zheng He,el nombre del navegante, se le adelantó en algo más de 70 años. Magallanes y Elcano también perderían el honor de haber sido los primeros navegantes que rodearon el globo.

Las pruebas de Menzies son varios hallazgos desconcertantes: una escultura de la dinastía Ming encontrada en Kenia, la estela con inscripciones indescifrables que apareció en Cabo Verde, una torre que el autor describe como de estilo chino que se encuentra en Nueva Inglaterra y ejemplares de porcelana encontrados en lugares como Perú y California.
Pero, también, hay quien sostiene que Zhen He (al que llamaban Sanbao) era, realmente, Simbad el Marino, recogido en las Mil y una Noches, pues, como él, realizó siete viajes.



Contraste con las expediciones europeas:
* Además de la diferencia de tamaño, cantidad y tecnología entre los barcos chinos y los que utilizaron tiempo después los europeos en sus exploraciones, existen importantes diferencias sociales:
* Al contrario que los europeos, los chinos no estaban interesados en conquistar territorio. Tampoco establecieron bases navales o intentaron imponer su religión. En su lugar intentaron establecer relaciones diplomáticas favorables y sólo actuaron militarmente cuando se enfrentaron a gobiernos hostiles.
* Los móviles europeos eran económicos, no despreciando ningún tipo de aprovechamiento (desde el comercio de especias hasta la venta de esclavos). En cambio el "comercio" chino, de carácter básicamente estatal, fue incapaz de producir beneficios económicos sobre los que sustentar tamaño gasto.






Otra curiosidad que he encontrado y une los dos fines de este blog es que al ser un eunuco Zheng He no pudo tener hijos biológicos, pero adoptó a su sobrino.


Textos extraidos de:
- http://www.elforodesalitre.es
- Wikipedia
- Historias del Mar

3 Me han contado:

Lola Me cuenta que:

Ufff me ha dejado impresionada. Estos chinos todo lo hacen a lo grande y lo que no descubran ellos...
Sabía lo del descubrimiento de América, pero no tantos datos. Y el barco es alucinante, a su lado La Pinta, La Niña y La Santa María son barquitas.
Gracias por compartirlo, es muy interesante.
Lola

Uge Me cuenta que:

Desde luego que un poco de cultura nunca viene mal.
Al lado de sus embarcaciones las nuestra parecian barcas infantiles.
Uge

Elvira Me cuenta que:

El libro está muy bien, ha sido muy discutido pero yo me pregunto..........pq no puede ser?, no somos el ombligo del mundoooooooooo, aunque lo parezca ;)

Besotes

Nuestro contador en chino

Visitas por primera vez: html statistics
Lexmark Cartridge
Páginas vistas:
HTML Hit Counters
Este Blog celebra su cumpleaños en:
Get your own free Blogoversary button!
 
Farolillos Chinos. El Blog - Template By Blogger Clicks