(c) La imagen de la cabecera está extraida del libro "Motherbridge of Love" y tuneada por mi.

miércoles, 4 de febrero de 2009

7

Los mil y un usos del milenario bambú

La verdad es que no es que sepa yo mucho de plantas y árboles, pero lo del bambú me parece alucinante. Yo diría que es algo así como el cerdo que “se aprovecha todo menos sus andares”.

Dicen que se puede construir una casa entera, desde las tejas, paredes, cañerías y puertas y claro está, los andamios también serán de bambú. La puedes amueblar casi exclusivamente con este material, incluso utilizar el papel de él extraído para empapelar las paredes. Unos tallos para adornar y voilá, a vivir. Además hasta te lo puedes comer.

Es de las mejores maderas y con el menor coste ambiental. Los bosques no son capaces de regenerarse a la velocidad que nosotros necesitamos, pero el bambú, que no es un árbol sino una planta herbácea, sí. Una gramínea que crece rápido y agreste, no le hacen falta cuidados. Si se cosecha debidamente, el bambú puede producir nuevos tallos cada año, sin necesidad de reforestación, y sin que el bosque se agote, pudiendo estar todo un siglo en extracción constante. El tallo de bambú es muy ligero, se transporta con facilidad, dos o tres personas los mas gruesos, uno los finos, no hacen falta máquinas, con lo que tampoco hacen falta grandes carreteras que desforestan y dañan las raices.

El bambú llega a medir 30 metros de altura y unos 60 centímetros de diámetro. Su vida alcanza a más de cien años. Es la planta que más rápidamente crece. Un brote crece un prometido de entre 8-15 centímetros diarios en su ambiente natural. En cultivos experimentales y en condiciones óptimas puede crecer más de un metro en un día.

Aunque el ser humano ha utilizado el bambú desde hace milenios, ignora aún mucho sobre esta planta, que ha logrado esconder mucho de su intimidad a las miradas de observadores y científicos. Por ejemplo, no se sabe con certeza cuántos son los géneros y especies de bambú que existen en el mundo, calculándose que hay más de 50 géneros y entre 600 y mil 200 especies. Y es que para definir con precisión el género y la especie de un vegetal, son datos imprescindibles las características de la flor y del fruto. Y el bambú puede estar hasta más de un siglo sin florecer y por lo tanto, sin dar fruto. Son muchos los que viven toda una larga vida en un paisaje de bambúes y mueren sin verle una floración.

Tal vez es mejor así porque, como gramínea que es, cuando el bambú florece y fructifica, muere. Muere todo el bambuzal aunque tenga muchos kilómetros de extensión. Porque, aunque entre los dos extremos del bosque de bambúes haya 200 o más kilómetros de distancia, todo él es una sola planta y cuando se seca, se seca todo de una vez.

Tanto en Asia como en Oceanía, o en África, incluso en América hay grandes bambuzales, el único continente que parece que no puede con él es Europa. Se ha intentado cultivar a gran escala, pero sin éxito.
En Asía hace más de 6 mil años que se utiliza, se dice que tiene 500 aplicaciones:
El elegante rayón, tan de moda en los últimos tiempos para audaces vestidos de gran caída, está hecho con fibras de bambú.
Durante la II Guerra Mundial, se experimentó con éxito el uso de paneles tejidos de bambú en la construcción aeronáutica.
Del bambú se obtienen componentes que se utilizan en cosmética para mantener hermoso el cabello y la piel.
La industria farmacéutica ha comprobado que ciertas sustancias que se obtienen del bambú poseen efectos anticancerígenos.
El carbón obtenido del bambú tiene mayores ventajas que cualquier otro carbón para la fabricación de baterías eléctricas.
Y como dato curioso, hay que recordar que Edison utilizó filamentos carbonizados de bambú en sus experimentos para descubrir la lámpara incandescente.

Curiosidades:


En Asia, la floración del bambú es considerada como señal de desgracias prolongadas y de hambruna. No les falta razón: después de que florece y muere, el bambuzal necesita unos 10 ó 12 años para regenerarse y esos años son sumamente difíciles para las poblaciones que viven en, de y con el bambú.

Una mezcla de costumbres, superstición o misterio - que la ciencia no ha podido discutir por falta de elementos - aconseja que los bambúes que se van a utilizar en construcción y mobiliario se corten tres o cuatro días después de la luna llena. Recomienda también que se corten al final de la tarde, unas horas después de que el sol haya cruzado el cénit, cuando la savia ha comenzado su regreso a las raíces.

La vivienda de bambú, que en América es considerada como una manifestación de miseria rayana en la indigencia, es considerada en los países de Asia como una señal de opulencia.

El bambú tiene algunas ventajas. Su flexibilidad lo hace antisísmico. Ya hay experiencias. En Costa Rica, durante el terremoto en Puerto Limón de 1991, las únicas viviendas que resistieron fueron las construidas con bambú. Hasta ese momento, los costarricenses miraban con desconfianza las viviendas de bambú, pero a partir de ese momento, el interés por ellas se incrementó significativamente.

Otra ventaja más: las viviendas de bambú aíslan del frío, del calor y del ruido por las cámaras de aire que forman los troncos de bambú. Los bambúes también se utilizan para hacer paneles prefabricados, que resultan más resistentes, flexibles y livianos que los convencionales. En zonas sísmicas son muy aconsejables porque es muy difícil que una vivienda llegue a desplomarse por fuerte que sea el terremoto y porque si esto llegase a ocurrir, la ligereza del material evitará las pérdidas humanas.

Y una ventaja decisiva: su costo. La construcción convencional, para alcanzar un aspecto presentable, requiere de una inversión que oscila entre los 250-350 dólares por cada metro cuadrado construido. Para alcanzar el mismo buen aspecto, el bambú sólo requiere entre 75-100 dólares por metro cuadrado.

7 Me han contado:

CRISTINA Me cuenta que:

Hola Elen me parece muy curioso todo , la verdad esque a mi me encanta el bambu y cuando nos compramos la casa que tenemos ahora ( hace unos 4 años) como tiene jardin lo primero que hicimos fue plantar bambu en una esquinita.La verdad esque pensabamos que no iva ya que estaban alli las hojitas y ni crecian ni nada , pero poco a poco parece que va creciendo y ya parece que se ve algo mas.Una vez ley una leyenda china que por lo que recuerdo el bambu era como la planta de la paciencia que una vez plantada habia que tener mucha paciencia y que si conseguias tenerla a los creo recordar 7 años te sorprendia de repente y se hacia grandisima, mas o menos era algo asi por aquel entonces yo estaba en la espera de asignacion asique pense pues como todo paciencia, je,je,je.
Un saludo

Elvira Me cuenta que:

Cuando aterrizamos en Nanchang y nos subimos al autobús que nos llevaba al hotel, una de las primeras imágenes que se me quedó grabada fué precisamente un andamio de bambú que vimos por el camino en un puente, me quedé con la boca abierta y le hice varias fotos, por defecto profesional me voy fijando siempre en los edificios y junto con las primeras fotos de Laura que mandé por Internet desde allí, mandé tb las del andamio a mis compañeros...........hace 4 años y aún siguen alucinando ;)
BEsotes

Tus Papás Me cuenta que:

Hola guapa,
Me preguntabas en el blog sobre nuestra fecha de registro: 24/12/08
Vamos por protocolo público.
Por supuesto que puedes agregarnos y si no te importa te agrego yo también al nuestro.
No se si necesitas algún otro dato más. Nuestro e-mail: franybeth@yahoo.es
Un abrazo
Elisabet

Mechita88 Me cuenta que:

Hola Amiga,
Te escribo de Argentina, me encanta tu Blog, y muy interesante el artículo sobre el Bambú.
Los niños chinos, son algo muy tierno.
He puesto tu Blog como Favorito en mi propio Blog sobre China, que os invito a visitar :
www.chinamisteriosa.blogspot.com

Cordiales saludos,
Mercedes . Mar del Plata - Argentina

Blanca y + Me cuenta que:

Hola Elén, una entrada interesantísima... tanto que de pronto me han entrado unas ganas enormes de tener algo de bambú, porque increíblemente en mi casa no hay NADA.
Felicidades por el curro.
Besos,
Blanca

sílvia.....esperant a l'ona Me cuenta que:

menuda lección nos has dado elén.........desconocía mucahs cosas!!!!!
y lo más importante para mi......que me encanta!!!!!!! mmmmmmmmmmm

besotes bambuneros

PILI Me cuenta que:

Genial la entrada Elén! Me encanta el bambú. Hace unos años me compré un tronquito de bambú de aquellos que se ponen en un jarroncito con agua y no se me ha muerto después de tantos años!!!!! Es muy resistente.

Ah!!!! por cierto, te he puesto un desafío en mi blog. ¿Aceptas?

Nuestro contador en chino

Visitas por primera vez: html statistics
Lexmark Cartridge
Páginas vistas:
HTML Hit Counters
Este Blog celebra su cumpleaños en:
Get your own free Blogoversary button!
 
Farolillos Chinos. El Blog - Template By Blogger Clicks